Teoría de Michael E. Porter I: “El Futuro es Hoy”

By guskoi2009 1 año agoNo Comments
Home  /  Sin categoría  /  Teoría de Michael E. Porter I: “El Futuro es Hoy”
El futuro es hoy

Teoría de Michael E. Porter I: “El Futuro es Hoy”

 

 

“La Tierra es el lugar más bello para nuestros ojos que cualquiera que conozcamos. Pero esa belleza ha sido esculpida por el cambio: el cambio suave, casi imperceptible, y el cambio repentino y violento. En el Cosmos no hay lugar que esté a salvo del cambio”

–Carl Sagan.

¿Por qué el concepto de Innovación evolucionó finalmente?

Porque el Mundo cambió.

Radical y competitivamente, cambió.

En los años 80’s del Siglo XX, se dejaron sentir fuertes presiones socio-económicas en todas las áreas de la vida. Los seres humanos, los países, las empresas… todo se vio presionado poderosamente ante la necesidad general de Desarrollo.

Todos voltearon a mirar el entorno. Todo se volvió internacional. Ya nada se limitaría a lo local. Con Japón a la cabeza, los países orientales invadieron comercialmente los mercados internacionales.

La Globalización entró en la cabeza de todos.

No era nada nuevo. Era solo que se volvió más visible.

En su estudio acerca del Éxito competitivo (realizado en 4 años) que abarcó el análisis de casos de competitividad e innovación de 10 países, Michael E. Porter[1] determinó nuevas reglas de Innovación y Competitividad:

  • Nadie puede triunfar en todo

Ningún país es capaz de obtener logros económicos importantes en todos los sectores productivos. Si se va a buscar el triunfo de las empresas, se deben estimular aquellas que se insertan en los sectores de mercado más progresivos, dinámicos y estimulantes de la realidad nacional y regional.

 

  • Es necesaria la mundialización supranacional

Las empresas ya no pueden constreñirse al mercado local. Deben mundializarse. Sus productos deben consumirse en todo el mundo.

  • Hay que Buscar las verdaderas fuentes de la ventaja competitiva: las estrategias que producen competitividad real y sostenible.
  • Se debe Aprender qué da buenos resultados (mediante el estudio de los casos de éxito) y APLICARLO. Pero esta aplicación debe ser firme y duradera:

“Necesitamos una nueva perspectiva y nuevos instrumentos: un enfoque de la competitividad que surja directamente de un análisis de los sectores que han tenido éxito internacional, independientemente de la ideología tradicional o de la moda intelectual actual. Simplemente, necesitamos saber qué es lo que da resultado y porqué. Luego necesitamos aplicarlo.” [2]

¿Y qué es entonces lo que da resultado…?

La conclusión más importante de Porter es que “LAS VENTAJAS COMPETITIVAS SE LOGRAN CON ACTOS INNOVACIÓN”

¿Y qué se entiende por Actos de Innovación?

Sostener una intervención enfocada e intencionada de la Empresa en:

  • EL DISEÑO DEL PRODUCTO. Elaborando un producto totalmente nuevo, o por medio de la acumulación de pequeñas y constantes mejoras a un producto ya existente, logrando así que los logros tecnológicos no dejen de progresar, sobre todo si la Empresa se concentra en anticiparse a las necesidades de los consumidores.
  • LOS PROCESOS DE PRODUCCIÓN. Analizando, planeando y aplicando nuevas formas de hacer lo que se hace y cómo se hace, buscando siempre que los procesos mejoren y siempre den mejores resultados.
  • LOS PROCESOS DE COMERCIALIZACIÓN. Interviniendo directamente en la aplicación de nuevas formas de introducir los productos en el mercado, logrando de mejor manera la aceptación de los consumidores. Estas nuevas formas permitirán captar nuevos mercados o conquistar sectores a los que nadie presta atención.
  • LOS PROCESOS DE FORMACIÓN Y CAPACITACIÓN DEL PERSONAL. ¡Una de las claves más poderosas del enfoque de Porter! Si los procesos de Diseño, Producción y Comercialización van a estar renovándose continuamente, no pueden ser menos los procesos mediante los cuales los colaboradores y trabajadores (de todos los niveles en la Empresa) se vuelvan cada vez más eficientes y productivos. Innovar es posible si la Empresa invierte en mejorar las Destrezas y los Conocimientos de sus miembros.
  • LA MEJORA CONTINUA. Así tenemos que si las Empresas quieren permanecer, DEBEN CAMBIAR ININTERRUMPIDAMENTE. Esto incluye que, como lo mostraron los japoneses, una vez lograda una ventaja competitiva, la Empresa misma voluntariamente debe volver obsoleta esta ventaja para dar paso a una nueva innovación.

Con estos planeamientos, el mundo Empresarial quedó listo para la llegada del Siglo XXI: Porter señaló claramente que NADA PERMANECE (ni debe permanecer). Si las cosas se mantienen como están por mucho tiempo, si la Empresa se aferra a un modo ya probado y la Innovación cesa, tarde o temprano será rebasada por los que sí se arriesgan a innovar o a seguir haciéndolo.

Desde esta nueva perspectiva, INNOVACIÓN y CAMBIO están unidos sin remedio.

[1] PORTER, Michael E. “The competitive advantage of nations”, Harvard Business Review, marzo –abril de 1990 (Harvard-Deusto Business Review, 4o. trimester de 1990).

[2] Ídem.

Category:
  Sin categoría
this post was shared 0 times
 000
About

 guskoi2009

  (88 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.