Jordi Muñoz

By guskoi2009 2 años agoNo Comments
Home  /  Innovación  /  Jordi Muñoz
Jordi Muñoz

Jordi Muñoz joven mexicano de 29 años y creador de 3D Robotics una fábrica de drones no militares, actualmente 3D Robotics cuenta con más de 150 empleados, se dedican primeramente a desarrollar el sistema de control para aviones, el cual es utilizado por cualquier tipo de aeronave para que este pueda volar de manera autónoma. Jordi Muñoz es un ejemplo de los emprendedores que vienen de la nada, con una vida difícil: Rechazado dos veces por el Instituto Politécnico Nacional, y tratando de sobrellevar una vida independientemente desde los 18 años.

Su primer empleo fue en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México donde no duró mucho, desde muy chico recordaba su amor hacia las computadoras que lo llevo una curiosidad por estudiar electrónica. En 2005 Jordi Muñoz se establece en los edificios de Tlatelolco donde trabajaba en un café internet, sin embargo el asesinato de la dueña del lugar hizo que se quedara sin trabajo una vez más.

Se unió al Grupo IUSA que participa en el sector de la comunicación, Jordi Muñoz se mostraba feliz pues era su primer contacto laboral con la tecnología, en esos entonces ganaba 7,000 pesos y en esos momentos que se encontraba presentando su primer examen para el politécnico del cual fue rechazado, siguió en el mismo trabajo y al pasar del tiempo volvió a presentar examen en el politécnico, presentando nuevamente el mismo resultado.

A los 20 años se fue a Tijuana a vivir con su mamá, en cuanto consiguió dinero, Jordi Muñoz decidió montar un negocio: un puesto de mariscos, sin embargo su padre no soportó ver a su hijo en esas condiciones y se lo llevo a Ensenada.

Tiempo después decidió escaparse con su novia a los Estados Unidos con una visión bastante pobre pues el ambiente era muy difícil, no había trabajo. Decidió adentrarse más hacía la computadora donde pasaba todo el día donde y surgió su curiosidad sobre los microcontroladores. En un primer intento decidió “hackear” su Wii para sacar los acelerómetros, fue ahí cuando se le ocurrió la idea: Un helicóptero a control remoto, todo lo que hacía lo documentaba y subía al internet donde le escribían gente de Europa y Australia. Fue entonces cuando se topo con el foro de la comunidad de “makers” de DIY Drones, donde conoció a Chris Anderson, editor de la revista de tecnología más influyente del planeta: Wired.

Pasado el tiempo una empresa Suiza contactó a Jordi Muñoz para trabajar con ellos, acepto la oferta y se fue a Suiza donde aprendió muchísimo y ganaba alrededor de 6,500 dólares al mes, tras un año se aburrió y decidió salirse, esta vez para montar un negocio con Chris Anderson. En 2009 regresó a Estados Unidos y fue Chris Anderson quién insistió en hacer un avión robot, el cuál termino después de un año, el mismo año ya habían vendido el avión. Ahí despegó 3D Robotics, la empresa mundialmente conocida con sedes en Berkeley, San Diego y Tijuana.

En 2012, 3D-Robotics aceptó un capital por cinco millones de dólares con el cual contrataron más gente, en 2014 recibieron otra inversión de 30 millones de dólares, tras esto el objetivo de Jordi fue el desarrollar 3DRX, un departamento exclusivo para la investigación y el desarrollo de productos nuevos.

En 2013 la compañía facturó alrededor de 10 millones de dólares, y en 2014 las proyecciones fueron de 20 millones de dólares seguido de alrededor de 15 millones a mediados de 2015.

Según comentan, tras la fuerte competencia del mercado de los drones por la compañía China DJI, 3D Robotics actualmente pasa por momentos difíciles, sin embargo eso no ha detenido a Jordi quién reportan abandonó la compañía para la creación de una nueva compañía llamada “mRobotics”, (Mayan Robotics) que aún sigue en proceso para lanzar productos al mercado.

 

Puedes ver más sobre 3D Robotics aquí.

Conoce la nueva empresa mRobotivs aquí.

Categories:
  Innovación, Liderazgo
this post was shared 0 times
 000
About

 guskoi2009

  (93 articles)

Leave a Reply

Your email address will not be published.